Pasar al contenido principal
Museo Nacional del Grabado

Mujeres grabadoras

Una sección dedicada a difundir la obra de mujeres grabadoras. En abril: Alda Armagni

Mujeres grabadoras 
ABRIL 2019 | Alda Armagni 
Alda Armagni nació en Buenos Aires en 1927. Egresó de la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. Fue becada para perfeccionarse en grabado e investigación por la Embajada de Brasil en 1971; por la Universidad de Santa Maria de Valparaíso, Chile en 1972 y por el Fondo Nacional de las Artes en el mismo año.

Desde 1962 expone individualmente en las mas importantes galerías y bienales de arte de nuestro país y del exterior. 

En 1990 es nombrada Académica de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes.

Dice Jorge López Anaya: "sus imágenes, en las que predominan las leyes de organización de la superficie, el ritmo y la articulación de los signos, se basan en la fusión de paradigmas de diferentes civilizaciones. El Antiguo Egipto y la América precolombina se fusionan en una escritura en la que es difícil discernir en ocasiones, la pertenencia de las unidades a uno u otra. Apela, pues, a comparaciones formales -sin aludir a los contenidos, mitos o tradiciones originales- como vía para señalar su íntima fascinación, personal, individual, frente a ese repertorio sígnico. Lo utiliza para trazar una curiosa arquitectura del plano mismo, de la estampa que se exalta como superficie gráfica"

Alda M. Armagni. Buenos Aires, Programa de la Galería de Arte Soudan, 1988.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  __________________________________________________________________________________________________________________________________________
MARZO 2019 | Aída Carballo
Aída Carballo nació en Buenos Aires en 1916. Dice Mauricio Neuman, ex miembro de la Asociación Argentina e Internacional de Críticos de Arte, en un texto dedicado a la artista: "Dueña de una gran tenacidad, de un oficio sin secretos, de una sensibilidad tan sutil como ronca y carrasposa, iluminada por la lumbre de los grandes artistas, siempre frugal, llena de menudas ocurrencias del suceder cotidiano, hizo su vida al andar. Y andando dejó una obra fecunda y una pléyade de alumnos que hoy son grandes artistas. Fue tan peculiar como rotunda, tan apasionada como ascética, tan imaginativa como concreta, tan aguda en la crítica como piadosa, tan mordaz e incisiva como templada y benévola, tan universal como porteña". 
Sobre la obra de la grabadora, escribe: "La fabulosa capacidad de la artista para la representación de lo humano, así como su sostenida devoción por el baturro, la condujeron al manejo de las figuras tridimensionales, el claroscuro, a la luz, como lenguaje expresivo para lograr más fuerza en el dibujo. Dibuja y graba autorretratos despiadados, figuras con miradas interpelativas o suspicaces, rostros duros, con peinados negros y rígidos, Caprichosas escenas de terror. Un expresionismo peculiarmente personal".
Su vida fue tormentosa, sufrió serios momentos de depresión y su obra, como plantea Neuman, es su autobiografía, su gran autorretrato. 
Aída Carballo: Sin título (xilografía),  El sueño de la muñeca (xilografía, 1975), Sin título (litografía)
                                                                                                                                                                                                                                                                                    
FEBRERO 2019 | Graciela Rodo Boulanger
Graciela Rodo Boulanger, nació en La Paz, Bolivia en 1935. Estudió en Europa, perfeccionándose en las técnicas del grabado con René Carcan y Johnny Friedlaender en París, Francia.
A partir de 1966, su obra comenzó a ser reconocida, especialmente aquellas obras donde la niñez o la infancia son leit motiv.
En 1979, UNICEF la designó como artista oficial para el poster del Año Internacional del Niño. 
El MoMA preparó, en 1983, una retrospectiva de su obra y tres años más tarde la Ópera Metropolitana de Nueva York le encargó el diseño de un poster para la opera La flauta mágica de Mozart que le permitió volver a exhibir sus pinturas en el Lincoln Center. En 2006, cuando cumplía 70 años, realizó, en San Francisco, Estados Unidos Cinco Décadas, una muestra que reunió gran parte de su obra. 
En 1969, el Museo Nacional del Grabado exhibió sus obas. En el texto del catálogo se destacaba, además, su amor por la música que la llevó a realizar conciertos desde muy temprana edad.
En la Argentina obtuvo premios en el Primer Certamen Latinoamericano de Xilografía en 1960, y en la Primera Bienal Internacional de Grabado de 1968.