Pasar al contenido principal
Museo Nacional del Grabado

PATRIMONIO | El grabado como documento arquitectónico

Los barrios porteños según la mirada de artistas grabadores.

Varios grabadores, han realizado obra que, sin duda, funciona ccomo un documento arquitectónico. Edificios, casas, esquinas, monumentos forman parte de este conjunto. Uno de ellos es el argentino Héctor Basaldúa (ver bio debajo). 

Vereda en la Calle Juan B. Alberdi  (foto) pertenece a la carpeta El Barrio de Flores: litografías originales, que tuvo una tirada de mil ejemplares con doce litografías 12 litografías que recrean escenas  del barrio con los vecinos, la vegetación y las casas de entonces. 

Héctor Basaldúa: Vereda en la calle Juan B. Alberdi, litografía, 31,5 x 24 cm

Héctor Basaldúa nace en Pergamino en 1895 y muere en Buenos Aires en 1976. Pintor, grabador, litógrafo y escenógrafo. Estudió en la Academia Colarossi en Italia, viajó por  Europa y participó en el Salón de los Independientes de París. Como escenógrafo realizó escenografías para las Bodas de Fígaro en el Teatro Colón, donde fue designado director escenógrafo. En 1956, recibió el Gran premio de Honor en el Salón de Artes Plásticas. En 1956, fue incorporado oficialmente a la Academia Nacional de Bellas Artes. Ilustró, entre otros libros: Fausto, de Estanislao del Campo; Canto a Buenos Aires, de Manuel Mujica Láinez; Sonetos del Jardín, de Silvina Ocampo y El Encuentro, de Jorge Luis Borges.