Pasar al contenido principal
Museo Nacional del Grabado

Aguafuerte, litografía y xilografía: tres técnicas para estampar.

El grabado es un arte que permite la reproducción múltiple de imágenes. Conoce cuáles son sus principales técnicas, materiales y matrices necesarias para obtener los dibujos.

Los primeros grabadores se conocieron en el siglo XIII, eran orfebres y plateros chinos expertos en trabajar sobre el metal. En nuestro país, fue en las misiones jesuíticas donde se originan estas prácticas, que continúan vigentes gracias al aporte de numerosos artistas contemporáneos.

El principio fundamental del grabado consiste en la reproductibilidad técnica de la imagen, mediante el estampado de una superficie trabajada por el artista sobre un soporte determinado.

La técnica manual de impresión posibilita la producción de copias y pone en cuestión la idea de la originalidad ligada a la pieza única. Consiste en dibujar una imagen sobre una matriz que puede ser de metal, madera o piedra, dejando una huella que luego alojará tinta y será transferida mediante presión, a otra superficie como papel o tela.

Las técnicas de grabado se pueden diferenciar a través de las formas de obtener el dibujo.

Aguafuerte

Es el nombre que le dieron los orfebres antiguos al ácido nítrico. Se cubre una plancha de metal con una capa de barniz. Se dibuja sobre ella con una punta metálica. El barniz es eliminado de los lugares por donde pasó la punta. Luego se sumerge la plancha en el aguafuerte, que corroe el metal en las zonas dibujadas. Para imprimir, se calienta la plancha metálica en un hornillo y luego se la cubre de tinta. Se coloca sobre ella un papel o tela y se utiliza una prensa para forzar la penetración de la tinta en los surcos grabados y lograr que el dibujo calado se transfiera a la superficie elegida para imprimir.


Xilografía

El proceso es similar al del aguafuerte pero se utiliza una plancha de madera. Se talla un dibujo en la madera usando diferentes elementos punzantes y cuchillas llamadas gubias y buriles, que permiten ir sacando pedacitos de madera y así obtener relieves. Las líneas que quedan en relieve se entintan con un rodillo y luego se coloca por encima un papel. Se presiona con una cuchara sobre toda la superficie  para que se transfiera el dibujo en relieve al papel y los espacios intermedios quedan en blanco.


Litografía

Esta técnica de impresión se produce desde una plancha de piedra calcárea. Se dibuja con lápices de tintas grasas (barra litográfica) sobre la piedra. Luego se cubre la piedra con una película de resina, se humedece con una esponja la superficie de la piedra y se pasa por ella un rodillo con tinta. El proceso de impresión se basa en el rechazo entre las sustancias grasas y el agua. Las partes grasas, que son las que constituyen el dibujo, rechazan el agua y retienen la tinta. La tinta a su vez es rechazada por las partes húmedas de la piedra, que corresponden a los espacios no dibujados. Una vez entintada toda la superficie, se superpone una hoja de papel humedecido sobre la que se ejerce presión con un torno litográfico, obteniendo el traspaso al papel de la capa de tinta que constituye el dibujo.